Lo que no tiene forma

La pertenencia no existe. Recorro los valles del paraíso eligiendo al azar quiénes permanecerán y cuántos no. Soy el acto que se manifiesta entre el desespero del viento y la energía de las olas. Nada me afecta; nada me toca. Soy el lamento del esclavo tanto como el deleite del amo. Canto a la muerte, mi hermana, y al suicida, que la toma por sorpresa. Canto a aquellos que sonríen a la simpleza, a los que contemplan una flor nacer con el mismo entusiasmo que cuando marchita. Veo a través de todas las miradas, desde todos sus conceptos, desde sus horizontes, y todo lo entiendo. Soy la comunicación que falta, la misma que viene, pero sin llegar nunca. Mi aspiración no es otra que cruzar las piernas, recostado sobre el heno, con la plena conciencia de que el cielo no existe como tal, sino que antes Yo soy él. Ninguna madre me ha parido, soy eterno, porque haber nacido hubiese significado dolores y sollozos de hembra, y Yo no causo pesar alguno. Me expando con la intensidad de la ira, más allá de los límites de las guerras. La hierba es la prueba más clara de mi existencia. Beso en los labios a los recién nacidos, al sudor en el coxis del obrero. Canto desde mi garganta al violador, al santo, a la bailarina de ballet y a la prostituta. Las palabras son un obstáculo que me concedo para llegar a los hombres, pero, cuando yo hablo, cada vocablo posee un solo significado. No piso la tierra. Mi contacto con ella rebasaría de vegetación su superficie. Soy un llanto alegre, una voluntad quieta, un sonido de hielo, un símbolo concreto. Estoy en todo y todo es por mí. Sin saberlo, todos cantan mi nombre. Soy mujer, mis senos soportan el pesar humano. Soy hombre, y humillo con pasión todas las cosas para ustedes invisibles. Las piedras en el punto más profundo del mar, eso soy. El ave más obvia a la vista, eso soy. Las gacelas se han escondido tras mi espalda, lamiendo mis muslos, adornándome; los búfalos me llevan en sus lomos, en viajes que atraviesan atardeceres como las lágrimas. Ante mí las fieras se rinden, esperan, se injurian, atónitas por el amor que doy a las especies. Nombro a las plantas. O más bien, les doy el nombre que he olvidado por el paso de tantos milenios. Incapaz de detenerme, exploto con un entusiasmo creciente cada vez; soy la fortuna de un apoplético. Soy fuerte, saludable, vigoroso, tenaz. Los molinos admiran con inagotable respeto mi fuerza. Echo raíces en las nubes, a lo largo de la virilidad de una cascada infinita. Poseo la seguridad de una flor carnívora. Sonrío cuando he de sonreír y lloro cuando he de llorar, porque en mí todo tiene que ser sentido. Mil lenguas se arrojarían a mis pies si pudiesen sentirlos. Príncipes y circos adoran mis colores y mi transparencia. Me enternece la espalda de una anciana, cargando a cuestas un niño, pero no por su dolor, sino por la diferencia de vida entre ambos. Perdono a todo humano porque en mí no existe el mal y para mí todo es bueno. Y Yo, el vencido, el vencedor, los adoro. Los graves de un melotrón, los sonidos funerarios, las aves sobre las estatuas de los ángeles, mis súbditos. La métrica, los lamentos, el aura, el moho sobre las cortezas de los árboles, el pasar del cangrejo, los agujeros en la tierra y la cantidad de hormigas. La coordinación entre seis hombres, entre catorce mujeres, entre mil criaturas. La retribución al que perdió todo lo que llevaba en el bolsillo de la chaqueta. Las tachaduras de un profesor, la consecuencia de ello en los cuadernos del alumno, el deber por realizar. Las manchas de sangre en la rodilla, en el torso, en los codos. Las lágrimas de una niña de doce años que quiere su muerte. Las arcadas. El sueño de dieciséis minutos del que no se recuerda nada. El cloro. El olor de un plato de comida olvidado. El minimalismo y la exuberancia. Todo eso alcanza en mí y no es nada. Yo soy Siempre, soy Nunca. Hago lo correcto cuando me equivoco.

Y no puedo tener ambiciones
porque en mí
todo está realizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s